Mayordomo General
“Quien hace siembras generosas, generosas cosechas tendrá”.  Hace 360 años, un esclavo angoleño, al pintar a Cristo Crucificado,  sembró y dio inicio a lo que hoy en día es el culto mas grande que se rinde a nuestro creador en la advocación al Señor de los Milagros.

Nuestra Hermandad, tiene la gran responsabilidad  de continuar  e incrementar día a día, el culto al Señor de los Milagros, no sólo espiritualmente sino a través de nuestras obras sociales.  Nuestro amor al Señor de los Milagros nos compromete a ser generosos, pues Dios ama al que da con alegría.
 
Próximos a iniciar nuestros tradicionales recorridos procesionales, Señor de los Milagros te pedimos que tu presencia inunde por completo nuestro ser.
Que tu imagen se marque a fuego en nuestras entrañas, para que podamos caminar a luz de tu figura, y pensar como TU pensabas. Sentir como TU sentías, actuar como TU  actuabas, hablar como TU hablabas, soñar como TU soñabas y amar como TU amabas, y cuando vean a un Hermano Nazareno, te vean a ti Señor de los Milagros.
             

Señor de los Milagros derrama tus bendiciones sobre todos tus feligreses.



        José Soto Parra
       Mayordomo General