ACTA SUPLETORIA DE FUNDACION DE LA RAMA DE HERMANOS HONORARIOS

Oleo HSMN

Se ha dicho que la mayor audiencia de la humanidad ha sido la representación del rostro de Cristo y en él toda otra, en la hermosura y el dolor del mundo, la serenidad y la tragedia universal y siempre en sus rasgos un hábito de gloria en el que está presente la divinidad.

Hace más de trescientos años la divina providencia dispuso de la vida de algunas personas para que se dieran cita, de una manera u otra, en esta ciudad de los reyes que hoy llamamos Lima.

Es esta encrucijada de caminos acudió hacia 1651 un humilde negro esclavo cuyo nombre ya nadie recuerda, estirpado de su natal Ángola para que en la tosca pared de un galpón del llamado barrio de Pachacamilla, habitado por negros esclavos, estampara la encarnada imagen de Cristo Crucificado.

La imagen sobrevivió a un devastador terremoto y esperó hasta el año de 1670, en que apareció Don Andrés de León, vecino de la parroquia de San Sebastián, quien aseó el lugar y sus contornos, lo cubrió con un simple techo de mangles y le continuó rindiendo diario culto.

Los humildes creyentes, antecesores de quienes hoy le rinden culto, iniciaron la costumbre de reunirse los viernes por la noche, acudían con sus ceras para alumbrar, otros llevaban modestas flores, las mujeres perfumaban el ambiente con el sahumerio y todos al unísono entonaban canticos al son del arpa y cajón.

Tuvieron que pasar muchos años hacia 1687 con el terrible terremoto el 20 de Octubre otro personaje hiciera su aparición el Capitán Don Sebastián de Antuñano, este Vasco de noble corazón, era un noble soldado quien cambio sus armas para dedicarse al culto del Cristo de Pachacamilla, que precisamente él quien por primera vez sacó una copia de dicha imagen convocando al pueblo en esas fechas para dar comienzo a esta peregrina misión de penitencia que es la procesión del Señor de los Milagros.

Desde aquel entonces, los socios Protectores Benefactores, venían colaborando de manera callada e indirecta con el surgimiento de la hermandad

Antiguamente, el Señor de los Milagros salía del convento de las Madres Nazarenas Carmelitas Descalzas a su Templo en hombros de los Socios Protectores Benefactores, en su marco de plata inclinado sobre una parihuela de madera con cuatro varas, dos en la parte delantera y dos en la parte trasera.

En este hecho de la procesión, el Señor nos indica que no solo está ahí para ser visto sino también cargado, nos presenta la imagen del padre que cargó con nosotros y por eso, nosotros como Hermanos Honorarios de la Hermandad del Señor de los Milagros de Nazarenas, al cargar su imagen nos revestimos del dolor de Cristo, usamos el hábito del color de su pasión, poniéndonos en el cuello el dogal del reo o condenado y cargando a su vez el peso de Cristo.

En ese tiempo los Socios Protectores Benefactores que integraban el grupo, eran personalidades ligadas a la vida política , Gobierno, Cabildo Metropolitano, así como invitados del sector Banca y Comercio, quienes se encontraban dirigidos por Don Raúl Banchero Castellano.

Fue transcurriendo el tiempo y por el año 1954, siendo Mayordomo General de la Hermandad Don Julio García Pancorbo, hombre probo y generoso, procedió en su gestión administrativa a reorganizar al grupo de Socios Protectores Benefactores, nombrando en el mes de Octubre de ese año al Ing. Gerardo Brou García como su presidente, el mismo que desempeño el cargo por dos trienios consecutivos, vale decir, del año 1954 a 1960.

Es a partir de entonces que otros personajes tuvieron la oportunidad de desenvolverse en dicho cargo, tal es el caso de Don Moisés Mier y Terán (1961-1966), Don Antonio Berna Maturo (1967-1978) hermano del sólida posición religiosa y económica en cuya gestión (1969) el Señor de los Milagros de Nazarenas recorrió las calles de Lima en sus andas de plata y en hombros de los miembros del Directorio General y Socios Protectores Benefactores.

Siguiendo con el recuento de hermanos que han presidido nuestro querido grupo, tenemos a Don Ricardo Espinoza Baeza (1979) quien lamentablemente no pudo culminar su período pues se marchó al encuentro de nuestro Divino Patrón , Don Luis Iraola Benza (1980-1992) hermano nazareno de corazón quien realizó su gestión durante doce años consecutivos, consolidando definitivamente la organización de los Socios Protectores Benefactores, conformado por 100 hermanos distribuidos en cinco sectores unidos por el cariño y la disciplinada que supo implantar, otro logro alcanzado en esta etapa en vista de no tener un lugar para poder sesionar , fue el obtener por intermedio del Mayordomo General de entonces Don Víctor Werner Escajadillo , una oficina en el local institucional , la misma que estaba dedicada a la biblioteca de la hermandad, así mismo fue en este periodo que se cambio el nombre de Socios Protectores Benefactores por el de Hermanos Honorarios de la Hermandad del Señor de los Milagros de Nazarenas. Con motivo del ingreso de mayor numero de miembros al grupo, se formaban ocho sectores siendo aproximadamente 400 hermanos quienes ofrecían ayuda a personas necesitadas.

Luego se desempeñaban en el cargo de presidente de los Hermanos Honorarios Don Abel Bellida Breña (1993-1995), Don Alberto Rojas Azañero (1996-1998) personaje de una trayectoria nazarena intachable, quien a su vez desempeño cargos de responsabilidad dentro del Directorio de la hermandad y es en su periodo que se entregó a la rama, de manera oficial, la oficina que hoy ocupamos, así mismo participamos entre otros como fundadores en la creación de la Rama de Auxilios Mutuos.

Es en el año de 1999 bajo la presidencia de Don Jorge Condemarin Tapia que se logra la remodelación de la oficina, la bendición e iluminación de la imagen del Señor de los Milagros así como de los altares de la Virgen y San Judas Tadeo, la confección del Estandarte de la Rama, la colocación de Fotos Murales y la tan ansiada informatización de la oficina.

Actualmente, es Don Luka Baraka Toric quien desempeña el cargo de Presidente de la Rama de Hermanos Honorarios de la Hermandad del Señor de los Milagros de Nazarenas, quien posee una amplia y reconocida trayectoria como miembro de la rama pero principalmente como hermano Nazareno, lo acompañan en su gestión los Hermanos Jorge Condemarín Tapia-Vicepresidente, Alfredo Quintana Ugarte – Fiscal, Alberto Acuña Principe – Secretario, Julio Soto Lazo – Tesorero, Ernesto Rubio Ronald y Otto Seminario de Paoli – Vocales , y Jose Sosa Arismendi – Delegado de la Rama de Auxilios Mutuos.

fue aprobada por unanimidad Instituir el día 26 de Setiembre “Día de la Rama de Hermanos Honorarios”.

LIMA ,26 DE SETIEMBRE DEL 2002